play_arrow

Familia víctima de las bandas criminales recupera 561 hectáreas en el Bajo Cauca antioqueño

Antioquia
Sep 07, 2020

Nechí (Antioquia). Una tarde de 2010 en medio de los cultivos de arroz, con tristeza e impotencia en sus corazones, la familia Navarro Díaz* conformada por padre, madre y siete hijos, abandonaron sus predios. Los Navarro tuvieron que dejar todo atrás, incluido el fruto del trabajo de décadas, pues no tenían otra salida para salvaguardarse de la violencia que cada día los atemorizaba más.

“Mi padre llegó a Nechí siendo cacharrero, tenía una tiendecita, empezó a vender marranos, después vendía chicharrones fritos, era muy trabajador, la primera parcela la compró desde el año 64, luego fue adquiriendo las otras, las que con el pasar de los años y por deseo de mi papá le fuimos comprando todos los hijos para seguir sembrando arroz y prosperar con nuestras familias”, contó con nostalgia Francisco*, el mayor de los hermanos Navarro.

Los hechos violentos se presentaron en Caño Pescado, vereda del corregimiento Colorado, del municipio de Nechí. Según narró Luzmila Navarro*, una de las beneficiarias, “primero fue el secuestro de Mario*, mi hermano menor, por el que tuvimos que pagar rescate a la guerrilla; luego vinieron los paramilitares. Después todo empezó a ponerse peor, a la finca también llegaron las Bacrim, así que sentamos a mi papá y le dijimos que nos fuéramos a otra ciudad, eso lo afectó mucho porque no pudo volver”. Lejos de sus parcelas, los hermanos Navarro vieron morir a sus padres.

El municipio de Nechí está situado en el Bajo Cauca antioqueño, en el extremo nororiente del departamento de Antioquia, integrado geográficamente a la región de La Mojana, una zona que incluye 11 municipios de los departamentos de Antioquia, Bolívar, Córdoba y Sucre y ha sido un corredor estratégico en la disputa de grupos armados ilegales.

La familia nunca perdió la esperanza de volver y por esta razón los hermanos Navarro hicieron la solicitud de restitución en el 2014 en las oficinas de la Unidad de Restitución de Tierras. Posteriormente, a través de la sentencia proferida por el Juzgado Primero Civil del Circuito Especializado de Montería se les reconoció el derecho a la restitución y ahora regresarán como legítimos dueños de 561 hectáreas distribuidas en seis parcelas.

“Nuestro compromiso con las víctimas de despojo, abandono y desplazamiento forzado del Bajo Cauca antioqueño es permanente, la recuperación de las 561 hectáreas de los hermanos Navarro Díaz es un caso que nos anima mucho más  a seguir trabajando para el restablecimiento de los derechos sobre las tierras y de esta manera ir avanzando para que esta subregión sea declarada libre de despojo”, expresó Dina Luz Montalvo Puente, directora territorial de la Unidad de Restitución de Tierras en Córdoba y Bajo Cauca.

Luego de proferida la sentencia, la Unidad de Restitución de Tierras realizará los trámites y procesos para incluir a las familias restituidas en los programas de implementación de proyectos productivos. Lo anterior, con el propósito de hacer sostenible la restitución que, además de devolver la tierra, aporta a la construcción de iniciativas productivas que permitan transformar las vidas de las víctimas.

 

En el fallo también se ordena a las entidades adscritas al Sistema Nacional y Reparación Integral a las Víctimas (SNARIV), llevar a cabo acciones de atención a la familia en temas de educación, seguridad, salud, vivienda, infraestructura, servicios públicos, entre otros.

A la fecha, en el Bajo Cauca antioqueño, la Unidad de Restitución de Tierras a través de 135 sentencias proferidas por jueces y magistrados de la República ha restituido 2.916 hectáreas a 182 familias de los municipios de Nechí, Caucasia, Cáceres y El Bagre.

Aqui

Social

FACEBOOK
38000Fans
TWITTER
825Seguidores
YOUTUBE
630Suscriptores
Publicidad

Aqui
Publicidad
X
Aqui