play_arrow

Con lagrimas, solo piden una 'casita', familias de Villa Camila, entre dolor y abandono

Mundial
Apr 30, 2016

En el seguimiento al tema de la invasión Villa Camila, visitamos el lugar para saber cómo avanza este proceso y también para saber si ya habían salido todas las familias de este lugar, cuando llegamos notamos estas banderas, al preguntar qué mensaje trasmitían con ellas, nos hablaron de la paz y de los derechos que cada individuo tiene como colombiano.

Nos adentramos nuevamente al lugar, en el video pueden observar el balbuceo y la sonrisa maravillosa y esperanzadora de esta niña. Pero en este recorrido encontramos otras imágenes y mensajes que hoy deseamos que todos conozcan.

Los niños, juegan desprevenidos, eso sí, siempre con una sonrisa, nos acercamos a varios para conocer sus inquietudes y un tanto tímidos, nos dijeron que solo deseaban una casa para vivir, de esa manera desean celebrar el mes del NIÑO, unas lágrimas rodaron por sus mejillas al hacer tan importante e inocente petición.

Es que hoy precisamente se celebra el día de los niños, pero de qué sirve tanta celebración, cuando a miles de niños en el país se le vulnera el derecho a una vivienda digna, educación, salud, recreación y demás, Montelíbano no es la excepción, hay cientos de niños con necesidades primarias insatisfecha, pero ellos tienen la esperanza que pronto tendrán un mejor futuro.

También dialogamos con varios adultos, desplazados, enfermos y discapacitados, ellos en sus intervenciones expresan las penurias que les hace pasar el sistema, donde siempre son ellos los más afectados, varios desplazados e incluso con carta cheques para sus casas, pero han pasado cinco y ocho años y siguen desplazados y sin un ‘rancho’ como lo llaman ellos.

Uno de los lideres nos explicó detalladamente los adelantos y acercamientos que han hecho hasta el momento, también con su voz entre cortada piden a la administración local, que los atiendan, pues según el líder, y con evidencia en mano, esta semana tenían previsto reunirse con el alcalde Francisco Alean, pero después de esperar más de una hora para la reunión, y ante la insistencia de ellos, les dijeron que el alcalde estaba en la cuidad de Bogotá adelantando gestiones en beneficio del municipio.

Ellos siguen esperando, tocando puertas, planeando un futuro mejor para ellos y sus hijos, en ocasiones se sienten solos, desamparados y hasta les llegan momentos de incertidumbre y miedo por el futuro incierto, pero dicen que si es necesario trabajan hombro a hombro para pagar el pedacito de tierra para construir sus ranchos.

Ana Teresa Rojas, la aturden en momentos su salud, la edad de ella y de su esposo, y es que Ana salió desplazada de Venezuela, y con ella su esposo y tres hermanos más, no sabe qué hacer, sus días pasan pensativos y más sabiendo que su cuarto hermano aún no ha podido salir de Venezuela, allá nos explicó por qué no ha recibido ayuda como desplazada.

En fin, podríamos describir cientos de historias, como la Belén Bello, ella estaba casada y su esposo murió en un accidente, ella quedó sola con tres niños, entre ellos un bebe, nos afirmó que no ha salido porque no tienen un lugar donde ir y tampoco un empleo para pagar arriendo.

Betty Bravo, ella solo desea vivir en paz y en comunidad, con casa para ella y también para todos los afectados, ella nos comenta que hace ocho años es desplazada, ya no quieren vivir maltratados por nadie, ella quiere la Paz.

Elda Oviedo espera un compromiso de la alcaldía con todos los afectados. Por su parte Luz Gonzáles quien perdió su esposo cuando fueron desplazados, dice que quieren un lote porque la vivienda es muy demorada, ella dice que pasan hambre, necesidad y falta de empleo.

Ramón Suarez, es desplazado, su hijo y su esposa están enfermos, él está sin empleo y solo pide que les ayuden a solucionar el tema de la vivienda. Digna Flores, reconoce que no está bien invadir, pero ha esperado por más de cinco años su casa, y con carta cheque en mano, aclara que sigue sin casa y sufriendo al lado de sus hijos.

Hoy le rendimos homenaje a todos los infantes, en especial a los de la invasión Villa Camila, ellos tal vez no logren una fiesta con payasos, repartición de dulces y títeres, pero en sus ojos se ve reflejado el anhelo y la esperanza de tener un país mejor, y deseamos que así sea. Es de resaltar que las entrevistas de los niños, cuentan con la debida autorización de los padres.




Social

FACEBOOK
70500Fans
TWITTER
870Seguidores
YOUTUBE
880Suscriptores
Publicidad

Aqui
Publicidad