play_arrow

¡No todo depende de ti!

Montelíbano
Nov 22, 2020

NO TODO DEPENDE DE TI

Roberto Parrawww.facebook.com/roberto.c.parra.

Los planes son del hombre; la palabra final la tiene el Señor. 2 Al hombre le parece bueno todo lo que hace, pero el Señor es quien juzga las intenciones. 3 Pon tus actos en las manos del Señor y tus planes se realizarán. 4 El Señor lo ha creado todo con un propósito. (Sagradas Escrituras – La Biblia, Proverbios 16; Vs. 1 - 4)

Hay un tiempo y una hora, es probable que tú consideres una hora para tus sueños, anhelos, proyectos, planes, expectativas, acuerdos, etc…; sin embargo, es necesario que reflexiones, comprendas y aceptes que hay un tiempo señalado para esas cosas el cual no depende al 100% de ti ni de tus capacidades; en tu capacidad desarrollarás un patrón de esperanza, humildad y resiliencia para comprender que sucederán cosas o eventualidades que te pueden hacer cambiar los tiempos, y esa hora que tu esperabas tendrá que ser aplazada; en ese momento justo, se pondrá a prueba tu carácter; la llegada tarde de la novia al altar para el matrimonio, el auto que pasa y te salpica con el agua de la lluvia haciéndote devolver a casa a cambiarte de vestido, el día que de repente cambia de soleado a intensamente lluvioso, y así, entre miles de sucesos repentinos, que pueden alterar en un millón los segundos de un instante que creías sería todo de tu control, con unas consecuencias que te muestran que tú tienes una hora, pero, esa hora está incluida dentro de un tiempo que es superior a ella y entre otras cosas es perfecto.  

Puedes notar entonces, cómo nosotros al igual que la Oruga debemos disponernos sin oponer resistencia, para que podamos experimentar nuestra metamorfosis en ese tiempo perfecto; y, de acuerdo al propósito que seguro encontraremos, podamos desarrollar nuestra Mariposa interna en excelencia.

La gratitud es nuestra herramienta más fuerte para percibir y hallar el milagro; con ella como instrumento desarrollamos valores impresionantemente altos en nuestra vida y atraemos la paz que deseamos y merecemos tener en los momentos de quebranto, desespero y tribulación, o también, en aquellos momentos sutiles donde no salen las cosas como planeamos;   la luz del día no depende de ti, hace parte de un propósito superior, agradece entonces, y úsala en tu favor y en favor de todo lo que te rodea, también esa luz tiene su tiempo; estás respirando, oyendo y mirando y tampoco esas cosas dependen al 100% de ti, ¿qué tan agradecido estás con ello?, pues te recuerdo que también esas facultades propias de una dotación sensorial que se nos dio, tienen un tiempo, incluso por factores no controlados se pueden alterar o perder, y también en ese momento será necesario encontrar un propósito;   todo tiene su tiempo y lugar, ambos  provienen de una fuente superior que lo hace posible a través de ti; puedes ver cómo a través de tu hora Dios hace perfecto el tiempo, y cómo a través de tus planes Dios hace perfecto el propósito de tu vida; entonces es momento de hacer una pausa y agradecer, nada ha sido en vano, nada ha sido casualidad, todo ha valido la pena, todo ha sido perfecto.

Agradecer es un excelente ejercicio, mientras más lo practicas, más hábil y experto te volverás en producir beneficios para ti y tu entorno como consecuencia de la gratitud; procura que todos los latidos de tu corazón en este día obedezcan a un propósito de vida superior a tu plan con ella y vive; pero procura vivir en excelencia y armonía, aprende a identificar como se logra; tu situación vital del momento, no es la condición general y determinante de tu vida… Atrévete a descubrir el tiempo perfecto y el propósito de Dios en tu hora y en tus planes, atrévete a ser feliz sin oponer resistencia.

¡De momento procura tener a Dios en tu mente y en tu corazón todos los minutos de este día, y por encima de todo procura vivir en paz en medio de la tormenta!

Aqui


Social

FACEBOOK
43000Fans
TWITTER
860Seguidores
YOUTUBE
708Suscriptores
Publicidad

Aqui
Publicidad
X
Aqui