play_arrow

Los tiempos de Dios son perfectos, así lo reflexioné tras la pregunta de mi hija Celeste

Córdoba
Nov 15, 2020

LOS TIEMPOS DE DIOS SON PERFECTOS

Roberto Parrawww.facebook.com/roberto.c.parra.

En este mundo todo tiene su hora; hay un momento para todo cuanto ocurre. Él, en el momento preciso, Dios todo lo hizo hermoso; puso además en la mente humana la idea de lo infinito, aun cuando el hombre no alcanza a comprender en toda su amplitud lo que Dios ha hecho y lo que hará. (Sagradas Escrituras – La Biblia, Eclesiastés 3; Vs. 1 y 11)

Comenzaré este día con una anécdota; cierto día me encontraba compartiendo tiempo con mi hija Celeste la cual contaba con tan sólo 3 años y medio de edad por aquel tiempo. Disfrutábamos juntos una mañana tranquila y serena, en ese momento Celeste irrumpe la tranquilidad del momento y me hace la siguiente pregunta: ¿Papi qué hora es?, mirándole a los ojos un poco extrañado y en un tono risueño por su pregunta, yo le respondí: Hija son las 9:35 de la mañana; volvió a preguntarme a los pocos segundos: ¿Papi qué hora es?; comencé a inquietarme un poco, sin embargo nuevamente mirándole a sus tiernos e inquietos ojos yo le respondí: Hija son las 9:35 de la mañana; al cabo de unos segundos volvió un poco insistente y con cierta postura incomoda a preguntarme: ¿Papi qué hora es?; captando toda mi atención y en un tono algo reafirmante, yo le respondí: Hija son las 9:35 de la mañana; un poco molesta me dice en modo pregunta y reclamo: ¿por qué siempre me contestas lo mismo?, mirándola fijamente y con todo el amor de mi alma le respondí: ¡Mi amor, en el momento no hay otra respuesta que pueda darte!; agachó su mirada, continuando con sus cosas, no volvimos a tocar el tema y como si nada hubiera sucedido, continúo sus juegos.

Sin embargo, esto motivo en mí la siguiente reflexión: muchas veces al igual que mi hija nosotros pretendemos forzar en Dios, una respuesta rápida e instantánea acerca de lo que deseamos que suceda en nuestras vidas de manera inmediata; sin embargo, en los tiempos de Dios todo es perfecto, y Él siempre tendrá una respuesta oportuna justo en el momento perfecto a todo cuanto nos sucede, y no necesariamente cuando nosotros pretendamos o queramos escucharla.

Seguramente te ha pasado igual que a mí en muchas ocasiones, en especial aquellas cuando atravesamos por momentos complejos y difíciles en los cuales pensamos que Dios se tarda mucho en contestarnos nuestras peticiones; momentos en los que sentimos el espíritu quebrantarse y el corazón diezmar su fuerza, y nos preguntamos, cuándo serán respondidos nuestros anhelos, incluso nos cuestionamos si de verdad estaremos deseando lo correcto…

¡De momento procura tener a Dios en tu mente y en tu corazón todos los minutos de este día, y por encima de todo procura vivir en paz en medio de la tormenta!.

Roberto Parra. Empresario, escritor, cantautor, artista.

 

Aqui


Social

FACEBOOK
43000Fans
TWITTER
860Seguidores
YOUTUBE
708Suscriptores
Publicidad

Aqui
Publicidad
X
Aqui