play_arrow

Colombiano ejecutado en China le dijo a su hijo que iba a un encuentro con Dios

Nacional
Feb 28, 2017

Nacional. "Voy a un encuentro con Dios, para mí este es un viaje de felicidad, nada de tristeza, nada de llanto. Me voy a encontrar con todos mis amigos, todas las personas que han dejado este mundo, lean el nuevo testamento. Amaos los unos a los otros", este sería uno de los mensajes que dejo Ismael Arciniegas, antes de ser ejecutado.

El colombiano murió a las 9:47 de la noche del lunes, “luego de que las autoridades judiciales chinas ejecutaran la condena que le habían impuesto por tráfico de drogas, condena que en reiteradas ocasiones el Gobierno colombiano solicitó le fuera conmutada”.

“El Estado colombiano reconoce el derecho soberano que tienen los países de establecer y aplicar su legislación en materia penal, sin embargo, reiteramos categóricamente nuestra posición en contra de la pena de muerte y reafirmamos la inviolabilidad del derecho a la vida”, concluyó la Cancillería.

“Mi padre tomó la muerte como una liberación”, Juan José uno de los hijos de Ismael, habló con su padre, momentos antes de su muerte, quien desde el 2010 cayó preso por transportar 4 kilos de coca. “Sabemos que las condiciones de hacinamiento son difíciles, por el lenguaje le hacía difícil pedir un vaso de agua. Estaba encadenado a 16 eslabones a la pata de una cama, con una letrina. Una hora de sol a la semana. La decisión de ejecutarlo mi padre la tomó como un descanso, un alivio más que un castigo”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores ha informado que las cenizas de Ismael Arciniegas serán entregadas al Consulado de Colombia en Guangzhou y una vez recibidas serán repatriadas al país para ser entregadas a su hijo en la ciudad de Cali. 




Social

FACEBOOK
70500Fans
TWITTER
870Seguidores
YOUTUBE
880Suscriptores
Publicidad

Aqui
Publicidad