play_arrow

Por hambre y desnutrición siguen muriendo niños indígenas en la Guajira

Nacional
Feb 08, 2016

En la Guajira muere otro niño por causas de desnutrición, en los últimos 8 años el gobierno afirma que solo 300 niños han perdido la vida en el departamento de la Guajira, lo qe deja claro la inoperancia del gobierno central, que lo poco que ha hecho no ha sido suficiente para evitar que más niños sigan perdiendo la vida.

Javier Rojas Uriana, representante legal de Asociación de Autoridades Tradicionales Indígenas Wayuu Shipia Wayuu, quien  pidió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos -CIDH- dictar medidas cautelares urgentes que les permitan recuperar el uso del río Ranchería y con ello detener la crisis humanitaria en la que las víctimas mortales son los menores. asegura que son 4.770 los niños que han muerto en el departamento por hambre, de acuerdo con un censo que la asociación llevó a cabo hace un año en el 45% de la Alta Guajira, desmintiendo lo dicho por el presidente Santos que afirma que son 300 niños desde 2008-2015.

El ministro de salud ha señalado que la inanición, es decir, estado de agotamiento o debilidad que sufren los niños de la Guajira es consecuencia de una nutrición deficiente o de una patología que impide la utilización correcta de los alimentos, pero surge la pregunta, que está haciendo el gobierno para evitar que siga esta situación. “Se abre un debate muy importante sobre cuál es la relación del sector salud con la inanición crónica. Es un tema de desarrollo, que tiene que ver con la pobreza, con la falta de agua, incluso con la falta de medios de comunicación “, asegura el ministro Alejandro Gaviria.

Los niños de la Guajira, no solo padecen de desnutrición por causa de hambre, también de sed y el gobierno central no creado modelos de atención eficaces para acabar con la brecha que hay entre la comunidad indígena Wayúu y el estado mismo.

Esto ha dicho el presidente Santo. “No tenemos un censo confiable, verdadero, que nos permita, por ejemplo, medir en los esfuerzos que hace el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar en darles ayuda a 35.000 niños, qué porcentaje de los niños están siendo beneficiados”

En medio de la crisis que vive la comunidad indígena Wayúu, la periodista Claudia Morales, ha realizado una investigación y ha dicho que, "los niños mueren de hambre y de sed y eso solo se confirma cuando se va a La Guajira". Expresó sentir "rabia y dolor” pues "un país que deja morir de hambre a sus niños, no es viable".

Desde el 2015, Unicef busca recaudar $1.382.000.000 para desarrollar un sistema de agua potable en las escuelas de Manaure, el cual beneficiará a más de 1.500 personas, esto no es malo, pero si nos deja cierto sinsabor, pues como es posible que no se invierta en procesos para ayudar a estas comunidades pero si hay dinero para que la corrupción siga avanzando e incluso, los que han socavado el bienestar de las comunidades indígenas de la mano un gobierno que se hace el oído sordo ante la corrupción y no hay investigaciones claras y contundentes para que los que han saqueado paguen sus delitos y la muerte de cientos de niños en la Guajira y en otros departamentos por no decir que todo el país.

Aqui

Social

FACEBOOK
31600Fans
TWITTER
780Seguidores
YOUTUBE
585Suscriptores
Publicidad
Bombones
Aqui
Publicidad
X
Aqui